fbpx

¿Qué mejor para esta época del año que la decoración y mobiliario de terciopelo?

Uno de los materiales estrella en la decoración de los hogares capaz de aportar un punto clásico muy de moda es el terciopelo.  Podemos encontrarlo en cojines, cabezales, mantas… pero también en el tapizado del mobiliario. Se trata de un material muy recurrente a la hora de abrigar los hogares. La suavidad y belleza de este tejido es capaz de dar un aire muy moderno a la vez que elegante y sofisticado al espacio vestido.

La tendencia se basa en apostar por variedades de pelo corto y colores actuales como el rosa o el azulado.  Algo impensable hasta hace varios años como encontrar piezas tapizadas de terciopelo en ambientes de estilos menos clásicos, ahora se normaliza y encontramos el contraste como una seña de identidad única y que sin duda está marcando tendencia.

 

Podemos utilizar el terciopelo para objetos decorativos o también para el mobiliario. Uno de nuestros productos estrella de esta temporada son los taburetes de terciopelo. Pueden servir tan bien como asientos, así como mesas para apoyar decoración o dedicarlos al uso.

Podemos ubicarlos en cualquier lugar de un hogar: como decoración en algún rincón del hogar, para rellenar algún espacio que quede vacío o para utilizarlos como mesa auxiliar en el salón.

Los hay de diferentes tamaños, colores y texturas.

Normalmente los más pequeños se utilizan para decorar algún ambiente del hogar. Los más grandes, podemos utilizarlos como mesas auxiliares tanto para aportar calidez a la estancia como para su uso diario en el salón.

En cuanto a los colores, hay quienes prefieren utilizar los que son tendencia y los hay quienes prefieren utilizarlos en relación con la época del año. En invierno se suelen utilizar colores más neutros como los blancos, cremas, grises, marrones… y en primavera y otras épocas más cálidas colores más vivos y alegres como los amarillos, naranjas, azulones…

Una de las tendencias que apuntan muchas revistas de decoración son los tonos rosados y azulados. ¿Quién dijo que los colores llamativos sólo eran para el verano? Los colores también son para invierno, tanto o más que para verano. Qué mejor forma de dar vida a un hogar en la época más gris del año con colores llamativos.

 

En cuanto a las texturas, podemos elegir entre varias: lisas, con capitoné, con pelo…

El capitoné es una técnica clásica de tapizado que está viviendo una segunda juventud. Últimamente podemos ver esta textura en mobiliarios en un sinfín de sitios, especialmente en restaurantes que optan por una decoración vintage e industrial.

 

También es muy habitual los tapizados lisos que se adaptan a cualquier tipo de decoración, así como el tapizado de pelo largo que opta por aportar un toque más moderno y ecléctico al ambiente.